Capítulo 6. Tus ahorros

No pasa ni un día sin que estemos en relación con nuestro banco, aunque sea solo porque hemos pagado con nuestra tarjeta de crédito. La relación que establecemos con nuestro banco es fundamental para adecuar la oferta por parte del banco a nuestras necesidades. Durante los últimos años hemos experimentado una estandardización creciente de la oferta por parte de la banca, que ahora le hace más difícil diferenciarse.

En todos los países, es la calidad del servicio, antes que el factor precio, que destaca como factor importante para la satisfacción de los clientes: es decir el conocimiento de las necesidades y preferencias de los clientes, adecuación de canales y productos, confianza, construcción de una relación estrecha con el cliente y al final la existencia de una experiencia multicanal consistente.

Gracias a las nuevas tecnologías, los bancos tienen la oportunidad de mejorar su relación con nosotros, centrándose más en nuestras necesidades mediante una mejor gestión de toda la información disponible y desarrollando nuevas capacidades para crear interacciones más personales. La banca tiene que encontrar nuevos caminos para fidelizar a sus clientes y sus ahorros.

 
Miles de datos ¿Cómo se consideran?
¿Somos un número?