Tus Ahorros

CAPÍTULO I

Hemos conseguido ahorrar un dinero, será más, será menos, pero es el dinero de cada uno.

Hay quien lo tiene aburrido, en una cuenta, sin preocuparse de nada más, porque considera que sus ahorros no son para tirar cohetes.

Hay quien sí se esmera en buscar la mejor opción para esos recursos depositados en un banco por muy modestos que sean.

Por supuesto, también hay a quien, con un saldo importante, se le pasa el pedir a su entidad financiera unas mejores condiciones para sus ahorros.

Nosotros proponemos un ejercicio basado en dos puntos:

a) Acostumbrarnos a realizar y conducir a través de Internet todas las acciones relacionadas con nuestra cuenta o cuentas bancarias. Hoy por hoy están exentas de comisiones.

b) Dedicarle un muy breve tiempo semanal a estar informados para tomar, desde tu ordenador, las mejores decisiones. No sólo es entretenido, sino que te pones al día en cosas interesantes y sacas, con conocimiento, el mayor partido a tus ahorros..


¡Ah!, estamos hablando de cuidar tu dinero, huyendo de cualquier operación que conlleve riesgo. Estamos pensando en depósitos bancarios y cuentas corrientes. El resto no merece la pena, a no ser que seas un profesional de ello o te sobre el dinero.

Cuida lo que has logrado
Parece poco pero es mucho

 

CAPÍTULO 2

Dado los tiempos que corren y dado, por tanto, que los recursos limitados que poseemos la inmensa mayoría de los mortales no están para exponerlos a ningún tipo de riesgo, vamos a centrarnos en los depósitos bancarios y en las cuentas corrientes.

Como os imagináis, en la Red podemos dar con páginas que nos indican cómo está en el mercado eso de cuidar el dinero que tanto nos cuesta ganar y ahorrar.

Si nos vamos a www.miseuritos.com encontraremos un lugar con información básica para saber en qué terreno nos movemos y cuál puede ser la opción que más nos interese.

En un mercado “transparente”, como es el bancario, todas las entidades financieras ofrecen un mismo producto con más o menos adornos. Al final se trata de ver cuál es el adorno que más gracia nos hace.

Daros una vuelta por la citada página u otra similar y seguiremos hablando.

Así se inventó Olabai

Las ofertas parecen diferentes

 

CAPÍTULO 3

Todas las cuentas abiertas en una entidad financiera están cubiertas hasta 100.000€ por el fondo de garantía de depósitos. Si colocamos nuestro dinero, a través del banco, en cualquier otro producto que no sea una cuenta o un depósito, nos quedaremos fuera de esa cobertura.

Vamos a suponer que hemos logrado tener una media, a lo largo del año, de 2.500€ ahorrados a base de sangre, sudor y más de una lágrima.

Supongamos, también, que encontramos una entidad que nos permite cierta movilidad en la cuenta –no es tu habitual cuenta corriente- y que nos retribuye con un 1,75%. En seis meses con ese dinero en el banco, habremos logrado un interés de 21,88€ -menos la retención que hay que hacer en tu nombre en hacienda-.

Para algunos, un pequeño interés sobre una cantidad pequeña es “nada”, para otros, en donde nos incluimos, ese interés es una cifra a la que hay que darle su importancia porque la tiene.

¿Os imagináis que todo esa suma de pequeñísimos intereses que un enorme conjunto de pequeños ahorradores no lucha, se destinase a causas a través de las cuales podrías echar una mano a gente que de verdad lo necesita?

Eso y más cosas son posibles.

El fondo de garantía de depósitos sirve, sobre todo, para dar confianza al sistema financiero. Y en esa confianza muchos vivimos tranquilos.
El fondo de garantía de depósitos sirve, sobre todo, para dar confianza al sistema financiero. Y en esa confianza mucho vivimos tranquilos
 

CAPÍTULO 4

En economía hay una realidad palmaria que nos dice que el éxito y progreso de una sociedad dependen de la capacidad de repartir las rentas que esa sociedad sea capaz de generar.

Si digo repartir, no me refiero a dividir 1.000 entre 20, sino a generar las circunstancias necesarias para que los recursos de esa sociedad estén a disposición de todos, en cantidades necesarias, para su educación, cultura, preparación profesional e inversión en I+D+I; vamos, lo que se llama invertir en futuro en cada uno de nosotros.

Es evidente que lo que está ocurriendo a nuestro alrededor es debido a que lo anterior no se ha cumplido y esto nos obliga a cada unos de nosotros a inscribirnos en uno de estos dos grupos: los que ayudamos o los que debemos ser ayudados. Bueno, también podríamos estar en los dos grupos al mismo tiempo … o en ninguno.

Vayamos entonces a Olabai. Imaginaos que tenemos unos ahorros y que, por “arte de magia” -porque Olabai será “mágico”-, nos encontramos con que, por tenerlos a buen recaudo en un banco, nos producen una rentabilidad que nos sorprende, sobre todo, por la total ausencia de riesgo. La pregunta, entonces, es ¿qué parte de esa interesante rentabilidad estamos dispuestos a poner a disposición de los que lo necesiten para que también puedan progresar?
La pregunta es ligeramente diferente a la de la semana pasada.

Recursos suficientes para llegar a esto, si no, no hay futuro Es lo más rentable pero es en lo que menos se invierte

 

CAPÍTULO 5

El Observatorio europeo del ahorro (OEE) ha analizado el comportamiento del ahorrador europeo. En este análisis el Observatorio constata que los europeos han sido perjudicados por el nivel bajo de las tasas de interés: “a causa de este nivel bajo, la mayor parte del ahorro financiero de los europeos se ha remunerado muy mal.” Esta situación se ha visto reforzada por la escasa implicación en Bolsa de los europeos –un 20%- comparado con los norteamericanos (50%).

En el conjunto de Europa, el 17% de los Europeos ahorra regularmente y el 32% nunca. El Observatorio ha recalcado también la desigual capacidad de ahorro entre Europa del Sur y Europa del Norte. Entre los que ahorran menos están los Italianos y en el otro extremo los Franceses y los Austriacos. Sólo el 15% de los españoles ahorra de forma regular. Son los que menos satisfechos se sienten con la cantidad de dinero que consiguen ahorrar.

Olabai tiene como objetivo hacer cambiar esta situación para que todos los que se suban a la plataforma declaren que ahorrar es divertido, seguro y rentable.

Buscamos un colchón en nuestros ahorros
Protegemos y cuidamos

 

CAPÍTULO 6

No pasa ni un día sin que estemos en relación con nuestro banco, aunque sea solo porque hemos pagado con nuestra tarjeta de crédito. La relación que establecemos con nuestro banco es fundamental para adecuar la oferta por parte del banco a nuestras necesidades. Durante los últimos años hemos experimentado una estandardización creciente de la oferta por parte de la banca, que ahora le hace más difícil diferenciarse.

En todos los países, es la calidad del servicio, antes que el factor precio, que destaca como factor importante para la satisfacción de los clientes: es decir el conocimiento de las necesidades y preferencias de los clientes, adecuación de canales y productos, confianza, construcción de una relación estrecha con el cliente y al final la existencia de una experiencia multicanal consistente.

Gracias a las nuevas tecnologías, los bancos tienen la oportunidad de mejorar su relación con nosotros, centrándose más en nuestras necesidades mediante una mejor gestión de toda la información disponible y desarrollando nuevas capacidades para crear interacciones más personales. La banca tiene que encontrar nuevos caminos para fidelizar a sus clientes y sus ahorros.

Miles de datos ¿Cómo se consideran?
¿Somos un número?

Si lo deseas puedes dejarnos tu comentario.

Un comentario

  1. ROSAURA ZULUAGA dijo:

    8 may 10:05

    Estais pensando en una especie de banco solidario ??? Con las aportaciones de pequeños y pequeñisimos ahorradores poder conceder pequeños o pequeñisimos préstamos a gente que lo necesita ( las más de las veces para abrir un pequeño negocio que les de de comer) pero cuyas entidades bancarias les ponen mil pegas y no lo consiguen??. Sigo esperando la continuación de este blog tan intrigante pero muy interesante
    animo, la vida es nuestra!!!!!!